¡Hablaron sus ministros!
Posiciones

¡Hablaron sus ministros!

Diez días después de que la denuncia periodística sobre el contenido de las agendas atribuidas a Nadine Heredia se hiciera público el presidente del Consejo de Ministros Pedro Cateriano y el Ministro de Justicia Gustavo Adrianzén, se pronunciaron sobre este tema.

Cateriano, se cuidó en afirmar que la señora de Humala tiene muy buen abogado defensor, por lo que no lo necesita a él para mediar a su favor, y subrayó que lo mejor es esperar lo que determine la justicia, aunque señaló que cree que contra Heredia existe una campaña de demolición.

Quien sí fue enfático en la defensa a Nadine Heredia, fue el Ministro de Justicia Gustavo Adranzén:  “Soy uno de los profesionales que convergen en la idea de que, no de hoy, sino de mucho tiempo, se está haciendo una inmerecida e indebida persecución en esos términos”. Así se refirió el Ministro a las denuncias e investigación sobre Nadine Heredia.

Las declaraciones de Adrianzén resultan preocupantes, pues él no solo es el asesor jurídico del Estado, sino que una funcionaria de su Ministerio, la Procuradora de Lavado de Activos Julia Príncipe, es quien viene evaluando el contenido de las agendas y las ha entregado a la Fiscalía que investiga los aportes financieros al Partido Nacionalista durante las últimas elecciones.

¿Con estas declaraciones Adrianzén le está restando confianza al trabajo de Príncipe?. Lamentablemente el problema no es nuevo, tiempo atrás hubo un entredicho por las declaraciones de la Procuradora en torno sus investigaciones.

Y la ofensiva oficialista no cesa. A las declaraciones de Adrianzén, se sumaron las del congresista Fredy Otárola, quien apuntó a Príncipe:» Actúa como un actor político más y eso no es correcto, nunca antes se ha visto así a un procurador. Estamos dudando de su imparcialidad».

Otárola también ha sido ministro de Justicia, ¿dudaba entonces de su imparcialidad? ¿o la imparcialidad de Príncipe solo se pone en entredicho si se trata de Nadine Heredia?

En todo caso, si Otárola duda de Príncipe debió subrayarlo y evidenciarlo cuando fue titular de Justicia y Príncipe se encontraba bajo su jurisdicción. La defensa es legítima, siempre y cuando esta no comprometa la acción de funcionarias independientes que parece no están dispuestas a someterse al poder de turno.

27 agosto, 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *