Las otras encuestas
Posiciones

Las otras encuestas

Mucho se esta hablando en estos días de las encuestas de Datum y de CPI, donde el rasgo más novedoso de estas es el crecimiento de Cesar Acuña, quien según ambos sondeos se ubicaría en el tercer lugar de las preferencias electorales, por encima de los ex presidentes Alan García y Alejandro Toledo.

Ninguno de los estudios recoge los efectos de las denuncias que pesan contra Acuña, sobre todo las graves acusaciones de su ex esposa Rosa Núñez. Según Manuel Saavedra de CPI, en entrevista anoche en el programa Redes y Poder, no cree que este tipo de cuestionamientos afecten de momento, el crecimiento del ex alcalde trujillano.

Pero en las encuestas no todo son tablas de intención de voto. Hay mas números, y todos muy interesantes.  Un cuadro que nos ha llamado poderosamente la atención, es la evolución de la aprobación de la Primera Dama Nadine Heredia.

Según CPI, en noviembre del 2012, la esposa del presidente ostentaba un envidiable 68% de aprobación. En ese mismo periodo, su esposo exhibía 44% de aceptación. Ella se encontraba 24 puntos arriba, y se notaba.

 Era la estrella del gobierno, el personaje con quien mas de uno deseaba conversar, era hasta un ‘status’ de poder –para algunos–, comentar que se había reunido con Heredia. Era la mujer de la luz verde, la jefa.

Tres años después se volteó el partido, y por goleada. A Nadine solo la aprueban el 13,7% de peruanos. Quizás para algunos políticos y candidatos, esa cifra es muy buena, no hay de que preocuparse, ni hacer de esto una tragedia. Eso sería un razonamiento válido, si antes no se hubiera tenido el 68% de la aceptación popular.

El contenido de las agendas no explicado ni aclarado, los supuestos vínculos comerciales y de negocios con Martin Belaunde Lossio, su injerencia en las decisiones de gobierno y su negativa a allanarse a las investigaciones, pesan en su contra.

Hace rato que dejó de ser un activo, para convertirse en una pesada carga para este gobierno, en el que la única preocupación del mandatario debería ser abocarse a gobernar el país, y no concentrar sus energías y preocupaciones en las investigaciones a su esposa.

11 noviembre, 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *